Chat with us, powered by LiveChat Skip to main content

EL LUSTRADO

DIRECTRICES DE FRA-BE

OVERVIEW.

El lustrado es el proceso con mayor impacto en el resultado final, tanto en cuanto al aspecto de la pintura como al brillo de la misma. El lustrado permite quitar los defectos presentes sobre el transparente que vuelven la superficie opaca como swirls, arañazos, halos, entalladuras, defectos de pintura, como efecto piel de naranja y goteos, oxidación, etc. pero no permite eliminar daños mayores. Dichas imperfecciones provocan la fragmentación de la luz, reducen el reflejo de la misma, crean efectos de niebla, y reducen la distinción de la imagen. El objetivo del lustrado es quitar de forma minuciosa todas las pequeñas imperfecciones derivadas de filler, selladores, esmaltes y agentes externos que ocultan el verdadero efecto de la pintura subyacente.

CUÁNDO Y CADA CUÁNTO.

Nuestro consejo es proceder con el lustrado en caso de defectos evidentes o cuando simplemente se desee mejorar lo máximo posible el aspecto del vehículo.
Por tanto, por lo general, recomendamos lustrar el auto 1 o 2 veces por año, luego de haberla limpiado por completo.

Para proteger el resultado alcanzado, os aconsejamos consultar el manual “Lavado y Secado”.

Para conservar la pintura en buen estado, aconsejamos usar SC0 Hydro Sealant o SC1 Sealant, manteniéndola con H20 Coat y W1 Quick Detailer para reducir al mínimo la necesidad de lustrar el auto.
Las opciones de lustrado son varias. Nosotros de Fra-Ber aconsejamos:

  1. Lustrado manual.
  2. Lustrado con pulidora roto orbital.
  3. Lustrado con pulidora rotativa.

A VECES LA MÁQUINA ES MÁS PRECISA DEL SER HUMANO.

Lustrar a mano es una opción, pero para conseguir resultados uniformes y seguros aconsejamos usar una pulidora.
Además, el utilizo de la pulidora nos permite cambiar, según las exigencias, productos y topes, ya que llevan el mismo tipo de cierre de velcro. El tope negro Innovacar By Fra-Ber, por ejemplo, permite una acción meticulosa, el blanco, por otro lado, se usa para un «lustrado potente». El fácil manejo, la velocidad de sustitución de los topes y la rapidez en comparación con una acción manual, hacen que el utilizo de la pulidora sea el mejor método de aplicación.

OK ABRILLANTADOR, ¿PERO CUÁL?

El panorama de abrillantadores ofrece muchas opciones, al punto que es difícil elegir el mejor según el caso.
Para los apasionados aconsejamos disponer de un abrillantador de cada tipo, para poder enfrentar cada desafío con el mejor resultado. Con tantas opciones a disposición, puede ser difícil elegir el producto más eficaz según las exigencias del momento. Cada pintura es diferente y con el tiempo podréis reconocerlas y actuar en consecuencia.
A continuación os presentamos una lista de los abrillantadores más usados y su empleo. Además os invitamos a que consulten nuestro manual “Las imperfecciones en la carrocería” para conocer algunas combinaciones de abrillantadores ya verificadas:

Compound.
F1 Force One de Innovacar by Fra-Ber debería usarse solo para vehículos muy arruinados o para quitar los rastros de lijado (partiendo de un grano de P1500). Esta mezcla se usa con el tope blanco que tiene una superficie muy dura y adecuada a este tipo de operación y se combina bien con un acabado con P1 Polish Up realizado con el tope azul mediano – suave.

Abrillantador mediano.
A1 All In One de Innovacar by Fra-Ber es un abrillantador mediano que corrige las imperfecciones moderadas, incluso estrías. Permite conseguir un grado de brillo extremadamente alto, partiendo de un grano de P2000. Menos agresivo que un compound. Para quienes buscan el brillo máximo, aconsejamos usar P1 Polish Up después. All in One es un abrillantador muy solicitado en el mercado ya que es un “multifunción”, lo que significa que permite completar un trabajo entero sin tener que cambiar de producto, pues solo de tope: primero se usa el tope color naranja medio-duro, luego el tope color azul medio-suave.

Abrillantador de acabado.
P1 Polish Up de Innovacar by Fra-Ber tiene como objetivo quitar todas las imperfecciones de la pintura, como microdefectos y hologramas. Polish Up no quita imperfecciones profundas, pero se utiliza porque permite tratar la pintura logrando niveles de brillo e intensidad elevados con el máximo cuidado para obtener un auto con efecto espejo y allanar el camino para la próxima aplicación de cera o de un sellador. El tope azul medio-suave es adecuado para esta condición.

TOPES DIFERENTES PARA USOS DIFERENTES.

La elección del tope es una decisión muy importante, ya que el uso de topes (o la combinación de ellos) no adecuados puede ocasionar pérdidas de tiempo y un volumen de trabajo excesivo. El poder abrasivo del tope seleccionado debe corresponder al del producto que se quiere usar.

Tipos de topes.
Los topes Innovacar by Fra-Ber son estudiados para ofrecer el máximo rendimiento:

  • trapezoidales, para un trabajo sobre superficies no perfectamente lisas, evitar posibles daños causados por el plato de apoyo y garantizar un tratamiento que dura en el tiempo;
  • tecnología de células abiertas, para proveer una dispersión de calor eficaz;
  • orificio central, para evitar la acumulación de suciedad y residuos.

Nuestra gama de topes, desde el más al menos agresivo, se compone de:

  1. Tope de lana (no es recomendable para pulidora roto orbital).
  2. Tope blanco duro de esponja de células abiertas.
  3. Tope naranja medio-duro de esponja de células abiertas.
  4. Tope azul medio-suave de esponja de células abiertas.
  5. Tope negro suave de esponja de células abiertas.

Además de los topes mencionados, existen topes de microfibra con un fuerte poder abrasivo, para usar con pulidora roto orbital. Debemos destacar que la acción del tope de microfibra debe acompañarse necesariamente de un abrillantador de acabado (P1 Polish Up) y de un tope medio-suave como nuestro tope azul. Una opción a este tipo de tope es el naranja medio-duro: alta capacidad de corte, pero también ideal para el acabado.

El tope blanco duro es de esponja muy densa que hace que sea moderadamente agresivo en términos de poder abrasivo. Estos topes por lo general se usan junto con compound (F1 Force One) en vehículos con defectos medio-graves. Aconsejamos utilizar siempre el abrillantador medio (A1 All in One), o de acabado (P1 Polish Up) y un tope más suave después del tope abrasivo blanco.

El tope naranja es ideal para el uso con el abrillantador medio (A1 All in One) para una acción realizada en un solo paso en el que se eliminan los swirls, arañazos y otros defectos de la pintura alcanzando niveles de brillo elevados. En caso de que se desee usar solo A1 All in One, aconsejamos comenzar siempre con el tope naranja y luego pasar al tope azul para el acabado.

El tope negro suave es perfecto para un acabado final con P1 Polish Up o para el uso del glaze (G1 Glossy), ceras o selladores.

El tamaño del tope.
El tamaño del tope influye en las modalidades de tratamiento, en la velocidad del proceso y en el control de la pulidora.
Cuanto más pequeño sea el tope, mayor será la maniobrabilidad (por ejemplo para zonas como guarniciones y ángulos), pero al mismo tiempo será más cargado de producto y deberá ser reemplazado más frecuentemente. Se aconseja reemplazar el tope después de haber trabajado 2 secciones de carrocería, usando de hecho de entre 3 a 5 topes durante el tratamiento. Por lo general cuanto más esté limpio el tope y libre de abrasivos, mejor será el resultado.

Cuanto más grande sea el tope, mayor será el área de trabajo cubierta y el tiempo empleado, ya que se usan especialmente para la aplicación de ceras y selladores que se deben aplicar de modo uniforme. Se aconseja usar 1 o 2 topes en total, para maximizar el resultado del lustrado. De todas formas, cabe señalar que lo negativo de usar topes muy grandes es que no son muy precisos en las áreas pequeñas.

Con pulidoras roto orbitales, cuanto más pequeño sea el tope, mejor resultará el lustrado, ya que la energía es aplicada en un área pequeña.
Por tanto, no existe una medida mejor que otra, sino que depende todo de la pulidora empleada, de las exigencias y de la eficacia de una combinación específica. Si debiéramos aconsejar una medida intermedia, aconsejamos una medida de 125 a 150 mm.

Manutención de los topes.
Durante el uso, los topes se embeben de producto y es necesario reemplazarlos.
Para prolongar el ciclo de vida, aconsejamos equiparse con un balde (como nuestro práctico Det Bowl) con agua y detergente donde sumergir los topes luego de su uso.
Después del remojo, proceder con el enjuague con una lanza a presión o con una manguera.
Es aconsejable usar un solo tipo de abrillantador por tope.

COMBINACIÓN DE ABRILLANTADOR Y TOPE.

Tiempo y experiencia son las mejores armas para mejorar la técnica de lustrado, pero para optimizar los tiempos os invitamos a leer el párrafo: “las imperfecciones en la carrocería”.
Por lo general la combinación a seguir del más al menos agresivo es la siguiente:

ELECCIÓN DEL PLATO DE APOYO PARA EL TOPE.

No existe pulidora sin plato de apoyo. La elección del plato de apoyo depende del tope que queramos usar y de nuestra inclinación a la aplicación.
Es conveniente tener platos de apoyo de varios tamaños para poder proceder con la aplicación teniendo a disposición la mejor solución.
La superficie del plato de apoyo tiene pequeños ganchos (velcro) que se enganchan fácilmente a la superficie adecuada detrás del tope. Con centrar el paño en el plato y apretar para que se peguen será suficiente.

Es fundamental usar siempre platos de apoyo más pequeños que los topes. Por ejemplo nuestro plato de apoyo para polish flex con diámetro de 125 mm es ideal para nuestros topes de células abiertas con diámetro de 150 mm.
En fin, nuestro plato de apoyo se describe como «flex» porque es sumamente flexible y elástico para adaptarse al perfil de las superficies a tratar evitando daños en las superficies.

LAS IMPERFECCIONES DE LA CARROCERÍA.

Manchas.
Las manchas de la carrocería por lo general son causadas por residuos de caliza en la carrocería que corroen la superficie debido a los rayos del sol.
Para quitarlas se aconseja un procedimiento progresivo; por lo tanto realizar un primer ensayo con DS Scale. En caso de que la mancha no desaparezca, proceder con un lustrado «agresivo».

Manual: no aconsejado.

Roto orbital:

  1. Usar F1 Force One + tope blanco.
  2. Luego A1 All in One + tope azul.

Rotativa:

  1. Usar A1 All in One + tope naranja o, en caso de manchas profundas, usar un tope de lana y luego el tope naranja.
  2. Luego se aconseja acabar con P1 Polish up + tope negro.

Oxidación: un peligro constante.
Aunque no pensemos en ello, los elementos que pueden afectar enormemente y dañar la carrocería son innumerables y están siempre a la vuelta de la esquina.
La carrocería de nuestro auto está sujeta a la acción de cualquier factor ambiental: intemperie, lluvia, rayos UV, pero también lavados con productos agresivos, por ejemplo.

La oxidación de la carrocería es un enemigo engañador y silencioso. Actúa con constancia y provoca la pérdida permanente de brillo y reflejos. Por este motivo es muy importante usar de forma constante detergentes y selladores Innovacar by Fra-Ber.

En caso no conozcáis estas informaciones y no hayáis protegido de forma adecuada la carrocería de vuestro auto anteriormente, os explicamos qué hacer en caso de observar un estado de oxidación avanzado en la carrocería.
Para eliminar la oxidación, se aconseja:

Tratamiento manual:

  1. F1 Force One + pad manual (Foam app).

Tratamiento con pulidora roto orbital:

  1. Usar A1 All in One + tope naranja.

Tratamiento con pulidora rotativa:

  1. Usar A1 All in One + tope naranja.
  2. Luego se aconseja acabar con P1 Polish up + tope azul.

Piel de naranja.
Este defecto súper molesto de la carrocería, desafortunadamente, a veces se presenta incluso en autos recién sacados del concesionario.
¿Cómo identificarlo? Es suficiente con observar el color a contraluz: en caso de que el aspecto de la pintura resulte grumoso, mostrando un efecto similar al de la cáscara de la naranja, la carrocería de vuestro auto presenta, precisamente, un problema de «piel de naranja»

Como mencionado anteriormente, se trata de un problema bastante común que deriva de un defecto de las pistolas de pintura y de la dilución incorrecta del color.
Desafortunadamente no existe una solución poco invasiva para resolver este problema y normalmente se procede allanando el transparente con papel de lija de diferentes granos (P1500 – P2000 – P3000) luego de haber comprobado con un micrómetro la viabilidad de la operación.
Después de haber allanado la superficie, se puede proceder con el lustrado con la ayuda de soportes adecuados.
En el caso preciso del lustrado, no es aconsejable el tratamiento manual.

  1. Tratamiento con pulidora roto orbital:
    Usar F1 Force One + tope blanco.
    Luego A1 All in One + tope azul.
  2. Tratamiento con pulidora rotativa:
    Usar A1 All in One + tope de lana y luego el tope naranja.
    Luego se aconseja acabar con P1 Polish up + tope azul.

Swirl marks: qué son y cómo eliminarlas.
Los swirl marks son leves arañazos que comprometen sensiblemente el brillo de la carrocería. Normalmente son generados tras un lavado inadecuado o un lustre realizado después de una descontaminación poco atenta.
A continuación mostramos cómo combatirlos:

Tratamiento manual:

Tratamiento con pulidora roto orbital:

Tratamiento con pulidora rotativa:

Rids (Random Isolated Deeper Scratches – rayones aislados profundos).
Los rids son muy simplemente arañazos un poco más profundos que los antecedentes; estos tienen repercusiones más importantes en la carrocería.
Las causas pueden ser varias y las soluciones diferentes, según la extensión del daño.
Para rids superficiales el tratamiento decisivo es sin duda el lustrado:

Tratamiento manual:

Tratamiento con pulidora roto orbital:

Tratamiento con pulidora rotativa:

Daños derivados de un lijado incorrecto:
El lijado es un tratamiento muy delicado que debe realizarse solo en caso de necesidad absoluta y por el que se aconseja proceder con extremo cuidado y solo si se cuenta con una preparación adecuada. Ya que se usan productos y materiales abrasivos, queda claro que el riesgo de que queden marcas es bastante alto.
Tampoco en este caso se aconseja reparar el daño de forma manual.

Tratamiento con pulidora roto orbital:

Tratamiento con pulidora rotativa:

Hologramas.
Este tipo de defecto es, sin duda, una de las peores pesadillas para quienes lustran. Son arañazos finos y se presentan en grupo. Las causas que pueden originar los hologramas son varias: desbaste incorrecto o efecto directo de un tope que presenta impurezas son dos de las causas principales de este defecto.
Sin embargo, como se trata de daños particularmente superficiales, ¡se eliminan muy fácilmente!
Veamos cómo proceder:

Tratamiento manual:

Tratamiento con pulidora roto orbital:

Tratamiento con pulidora rotativa:

“Pigtails”.
Este tipo de arañazos son el efecto directo del tránsito de una roto orbital, una pulidora o una lijadora con topes no perfectamente limpios.
Son la consecuencia de partículas detríticas que se cuelgan de los topes, lo que origina este tipo de daño que presenta una forma típica y fácilmente reconocible.
En caso de que se presente este tipo de daño, la solución más simple e inmediata es sin duda proceder con otro lustrado.

Tratamiento manual:

Tratamiento con pulidora roto orbital:

Tratamiento con pulidora rotativa:

Residuos de insectos.
No todos saben que los residuos de insectos son de origen ácido y frecuentemente, desafortunadamente, corroen la carrocería penetrando en el transparente. Desgraciadamente se trata de un problema bastante serio.
En caso de contaminación reciente, podría ser suficiente y decisivo un lavado atento seguido de claying. En los casos más graves, podría ser necesario un lijado para eliminar todo el transparente dañado.
En todo caso, un lustrado profundo puede ser decisivo para resolver y eliminar de manera eficaz este tipo de defecto. A continuación vemos cómo proceder.

Tratamiento manual:

Tratamiento con pulidora roto orbital:

Tratamiento con pulidora rotativa:

INTRODUCCIÓN AL LUSTRADO.

Como hemos visto anteriormente en este manual, la mayor parte de los daños en la pintura de la carrocería, puede corregirse logrando resultados excelentes. Sin embargo, para obtener resultados óptimos se aconseja seguir detalladamente los pasos que veremos a continuación.
Os recordamos que antes de lustrar el vehículo es estrictamente necesario que la pintura haya sido lavada a fondo y perfectamente con productos como SP1 Prewash y S2 Foamy y descontaminada mecánicamente con la clay bar.

Podéis ver este punto en detalle en nuestro manual:
La Descontaminación.

Una luz de set fotográfico.
El primer paso que se debe seguir para optimizar el proceso de lustrado, es invertir en una luz adecuada: una luz de alta calidad os ayudará en el análisis de la carrocería poniendo de relieve cada defecto, hasta el más pequeño, pero sobre todo os ayudará a entender rápidamente cuál es la mejor forma de intervenir para obtener los resultados deseados.

Más vale prevenir que curar.
Para reducir sustancialmente el riesgo de dañar otras parte del auto, se aconseja siempre cubrir con cinta adhesiva las partes que se desea proteger.
El impacto de esta operación será positivo, incluso por otros motivos. ¿Un ejemplo? Cubriendo con cinta adhesiva las partes que se desea proteger, no correréis el riesgo de dañar o corroer las guarniciones.
¿Qué partes se aconseja cubrir antes del lustrado?

Por lo general se cubren las guarniciones, los blasones, los faroles de atrás y de adelante, los parachoques, etc.
¿No sabéis si cubrir o menos una parte del auto?
Cubridla. Como se dice: «más vale prevenir que curar».

LOS TIPOS DE LUSTRADO.

El lustrado manual.
Asumiendo como premisa que normalmente es aconsejable proceder con el lustrado mecánico, precisamente por las características técnicas de los abrillantadores que requieren presión constante y movimientos prudentes para ofrecer la mejor calidad,
en caso de no saber o poder utilizar una pulidora, seguid estos pasos y nuestro guía para obtener resultados excelentes con un lustrado manual.
Se aconseja aplicar el abrillantador con un paño de microfibra o espuma (como nuestro Foam app). La elección entre los dos productos dependerá del trabajo que se debe realizar y, por supuesto, del tipo de producto aplicado (abrillantador, compound, sellador o cera asociada).
Considerando que el lustrado manual es por naturaleza menos eficaz que el lustrado con pulidora, os aconsejamos usar un compound como F1 Force One, o un abrillantador medio todo en uno como A1 All in One.
Os aconsejamos usar Abrillantador de acabado (P1 Polish up) solo en caso de que queráis realizar la limpieza de la superficie antes de aplicar la cera o un sellador.
Lustrado a mano guiado:

  1. Seleccionar el aplicador manual, por ejemplo: Foam app.
  2. Evaluar cuál es el producto mejor siguiendo las indicaciones del manual anterior.
  3. Distribuir algunas pequeñas gotas de Abrillantador en el aplicador.
  4. Trabajar como máximo en un área de 20×20 cm y aplicar la menor presión posible.
  5. Distribuir el producto con movimientos circulares controlados.
  6. Trabajar de izquierda a derecha y luego de arriba hacia abajo.
  7. Una vez terminado, usar Micron Up para eliminar el producto en exceso.
  8. Controlar el estado de la carrocería bajo la luz.
  9. Repetir todos los pasos anteriores hasta alcanzar el resultado deseado.

Una vez que se ha acabado con el lustrado, los defectos más superficiales de la carrocería deberían parecer mucho menos evidentes o incluso desaparecer del todo.
Gracias a una superficie más nítida y menos dañada, la carrocería presentará mayor brillo y luminosidad.
Acabar con un sellador (como Sc0 Hydro Sealant o SC1 Sealant) que ayudará a mantener la superficie lisa y brillante protegiéndola; si no, aplicar un glaze (como G1 Glossy) para obtener un agradable efecto “seda”.
Podéis ver este punto en detalle en nuestro manual:
Qué son los glaze.

Lustrado con pulidora roto orbital.
La pulidora roto orbital es sin duda la mejor ayuda que se puede adoptar en caso de tratamiento de lustrado: su eje de rotación, de hecho, es descentrado con respecto al eje de revolución, lo que ayuda a la hora de realizar un trabajo menos agresivo (porqué es más delicado y homogéneo).
Además, la pulidora roto orbital es más fácil de usar, incluso para los menos expertos.
Bigfoot, Flex y Flestool, producen pulidoras roto orbitales que gracias a su tamaño reducido se acercan por rendimiento y precisión en el corte a las pulidoras rotativas, pero con la ventaja de que evitan el riesgo de la creación de hologramas, reduciendo incluso los tiempos de trabajo en un 40%.

Lustrado con pulidora roto orbital guiado:

  1. Elegir el tope adecuado al tipo de intervención a realizar (evaluar bien el defecto que se debe corregir).
  2. Centrar el tope en el plato de apoyo.
  3. Aplicar algunas gotas de abrillantador en la parte externa del tope.
  4. Delinear el área de trabajo comenzando con una pequeña porción de 60 cm x 40 cm.
  5. Trazar el área de trabajo distribuyendo de manera uniforme el abrillantador con la pulidora apagada.
  6. Encender la pulidora a la mínima velocidad (1-3) y distribuir el abrillantador en la superficie de trabajo.
  7. Aumentar la velocidad de la pulidora de manera gradual hasta alcanzar la velocidad 4,5 – 6 comenzando desde un ángulo de la superficie detectada.
  8. Ejercer una presión de 7/10 kg en la cabeza de la pulidora.
  9. Trabajar siempre desde un ángulo a otro desplazándose de más o menos 2 cm por segundo.
  10. Una vez que se ha alcanzado el ángulo opuesto, seguir el mismo recorrido al contrario.
  11. Seguir de la misma manera hasta lustrar todo el área.
  12. Lustrar de nuevo todo el área repitiendo las operaciones anteriores, pero esta vez proceder en sentido contrario.
  13. Lustrar de nuevo como en el primer paso, pero ejerciendo menor presión.
  14. Si se ha deteriorado el abrillantador (es decir, en caso de formarse una capa blanca mate), apagar la pulidora.
  15. Quitar el producto en exceso con Micron Up.
  16. Controlar el trabajo realizado bajo una fuente luminosa.
  17. Repetir desde el punto 3 al 16 hasta que todo el vehículo esté lustrado.

NB: luego de haber lustrado dos zonas de la carrocería, se aconseja reemplazar el tope con uno nuevo. En caso de no tener muchos topes, recordad lavarlos después de un par de sesiones de trabajo con la ayuda de un cepillo y mantener la velocidad baja.
Realizar esta operación estrictamente lejos de la carrocería.

Lustrado con pulidora roto-excéntrica.
Las pulidoras roto-excéntricas son las más potentes y permiten realizar un trabajo de manera segura con un margen de error mínimo.
Gracias a su potencia, estas máquinas permiten eliminar las imperfecciones de forma rápida y definitiva.
Las pulidoras roto-excéntricas giran y orbitan en simultánea (órbita de más o menos 8 mm), lo que garantiza resultados excelentes tanto por lo que se refiere a la nivelación como al acabado.
Todo lo que se ha dicho hasta aquí, vale solo y exclusivamente si los topes y las pastas se sustituyen periódicamente, pero sobre todo recordando de ajustar la órbita:

  • Con la órbita a la velocidad máxima el movimiento practicamente es rotativo y el grado de corte elevado.
  • Con la órbita a velocidad baja se pueden eliminar todos los halos y los hologramas de manera eficaz.

Puedes ver este punto en detalle consultando el párrafo: “lustrado con roto orbital”.

Lustrado con rotativas.
Este tipo de pulidora puede ser usada solo por expertos del lustrado y profesionales: de hecho, las pulidoras rotativas pueden corregir defectos de forma mucho más rápida que las roto orbitales y roto-excéntricas, pero su empleo requiere práctica y preparación, ya que pueden dañar la pintura más frecuentemente.
Debido a los frecuentes daños originados por los topes que giran a diferentes velocidades (más lentamente en el interno y más rápidamente en el exterior) es aconsejable acabar los trabajos realizados con esta pulidora con una roto orbital.

Analicemos más en detalle cómo usarla:

  1. Evaluar el defecto de la carrocería que se desea corregir, elegir el tope adecuado y finalmente centrar el tope en el plato de apoyo;
  2. Aplicar algunas gotas de abrillantador en la parte externa del tope;
  3. Delinear el área de trabajo (la porción ideal es de 60 cm x 40 cm);
  4. Distribuir el abrillantador de manera uniforme en toda la superficie a tratar con la pulidora apagada;
  5. Encender la pulidora a la mínima velocidad (600-800 vueltas) y distribuir el producto sobre la superficie;
  6. Ajustar la potencia de la pulidora según el propio gusto recordando siempre la entidad de los defectos que se deben corregir (se aconseja más o menos 2000 giros);
  7. La pulidora rotativa no requiere una presión en especial, ya que su movimiento aprovecha la velocidad.
  8. Desplazar la pulidora de más o menos 2-5 cm por segundo tratando de mantenerla siempre en movimiento y trabajando de un ángulo a otro.
  9. Una vez que se ha alcanzado el ángulo opuesto, seguir el mismo recorrido al contrario.
  10. Proceder hasta completar el lustrado.
  11. Lustrar de nuevo el área, pero en sentido contrario al de la operación anterior.
  12. Lustrar de nuevo el área como durante la primera mano ejerciendo esta vez menor presión y reduciendo las vueltas (hasta 1000-800 vueltas).
  13. Si se ha deteriorado el abrillantador (es decir, en caso de formarse una capa blanca mate), apagar la pulidora;
  14. Usar Micron Up para quitar el abrillantador deteriorado;
  15. Verificar el lustrado bajo una fuente luminosa.
  16. Repetir el procedimiento hasta alcanzar el resultado deseado.

NB: luego de haber lustrado dos zonas de la carrocería, se aconseja reemplazar el tope con uno nuevo. En caso de no tener muchos topes, recordad lavarlos después de un par de sesiones de trabajo con la ayuda de un cepillo y mantener la velocidad baja.

CONTROL DEL LUSTRADO.

Conocer bien los tiempos de ruptura de los abrasivos que contiene el abrillantador es fundamental para estar seguros de haber realizado todas las operaciones de lustrado correctamente: de hecho, como se trata de productos con una estructura compleja, si no se los deja actuar durante el tiempo necesario no desempeñarán de forma correcta el ciclo de corrección, dejando que solo la parte aceitosa surta efecto.
Esto significa que los defectos no serán corregidos a la perfección, sino que serán simplemente enmascarados y corregidos con los aceites.
Gracias a D2 Check, que sirve a limpiar la superficie del aceite en exceso destacando el resultado obtenido, será posible evaluar la entidad de los defectos que no se han eliminado.
Claramente este último paso es opcional y no obligatorio después del lustrado; al contrario, se hace necesario antes del tratamiento nanotecnológico que requiere una superficie totalmente limpia.

DESPUÉS DEL LUSTRADO.

Después del proceso de lustrado, conseguiremos un transparente más límpido con reflejos intensos.
La carrocería resultará sin duda más uniforme y sedosa.

Para finalizar el lustrado se puede proceder con la aplicación de un glaze como G1 Glossy o un sellador como SC0 Hydro Sealant o SC1 Sealant.
Estos productos ayudarán a mejorar el aspecto de la superficie en caso de aplicar un glaze, y la protegerán en caso de aplicar un sellador.

Podéis ver este punto en detalle consultando el párrafo::
Qué son los glaze.